miércoles, 13 de mayo de 2015

Días de clase

En esta ocasión quiero hacer una reflexión de mi opinión y lo que veo en clase acerca de esta materia.

La religión en mi colegio es una optativa que suele estar escogida por los padres en lugar de los propios hijos. En mi caso la cursé durante el primer y segundo año de la escuela, es cierto que tampoco es una asignatura cansada y puede resultar interesante. El problema es que son los padres quienes te meten dentro de ella sin pensar en sus hijos y los niños somos muy manipulables (me incluyo porque aún no soy ni adolescente).

Yo desde que decidí no hacer religión ni la comunión, se lo comenté a mi madre y tuvo que ser mi hermana quien hiciera de mi defensora cargando con toda la culpa de ello. Por lo tanto yo no estoy en clases de religión y puedo tener otra forma de ver como se comportan los colegios públicos.

Tan solo somos 4 personas las que no damos clases de religión y vemos que hacemos menos cosas. No realizamos muchas de las actividades extras que siempre tienen algo de religioso, no tenemos las mismas excursiones y no vemos películas.

¿Mi conclusión? Lo siento mamá, pero no me arrepiento de no ser creyente, de no hacer la comunión y me lo paso muy bien con mis compañeros en la alternativa. ¿Una excursión de clase para los de religión y no para el resto? Día libre, así puedo estudiar mis cosas y tengo más tiempo para aprender cosas nuevas que es lo que realmente me gusta hacer.

No escribo más porque aún tengo el brazo derecho escayolado y escribir tanto con una sola mano es un calvario.

Un saludo a quien me lea y espero que os gusten mis anécdotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario